La fila de los mancos

El mundo del séptimo arte: noticias, anécdotas, biografías (actores, directores,...),..., y, cómo no, los últimos estrenos cinematográficos.


Google




domingo, enero 14, 2007

Humphrey Bogart, la leyenda sigue viva

Sus besos fueron considerados como los mejores de la historia y sus películas figuran entre las más populares. Ayer se cumplían 50 años de la muerte de Humphrey Bogart, el duro de la pantalla. Pero las leyendas nunca mueren. Su viuda, Lauren Bacall, recuerda en una entrevista a la revista Variety que "nunca nos desharemos de él". Y es que el mito del actor apuesto continúa. En televisión, en cine, en DVD o en foto, su imagen es, sin duda, la más conocida de la era dorada del cine. "No puedo creerle. Si aún está vivo", añade Bacall. Sus películas figuran entre las más populares de la historia del cine. A parte de Casablanca, donde hace pareja con Ingrid Bergman, y Sabrina, donde actúa al lado de Audrey Hepburn, El falcón maltés y La reina de África son dos de sus filmes más cococidos. Su pequeña talla, la cicatriz en el labio y su aire de gastado no respondía con los canones estéticos de la industria de Hollywood. Pero rompió todas las fronteras y consiguió ser una estrella.
Desde su debut cinbematográfico con El bosque petrificado en 1936, Bogart ya se convirtió en ese hombre duro por fuera y con un gran corazón por dentro que el público aprendió a amar. Especialmente, las mujeres. Bacall fue su cuarta y última esposa. La fama de esta estrella, mujeriego, fumador y juerguista era grande cuando murió. John Huston dijo el día de su muerte que "no existe razón para sentir pena por Bogart, sólo por nosotros, por haberle perdido". "Era insustituible y nunca habrá otro como él", añadió el director.
Coincidiendo con el cincuenta aniversario de la muerte del actor, el periodista Juan Luis Álvarez edita Bogart y Bacall: dos estrellas y un destino, que toma como eje a la legendaria pareja de Hollywood para descubrir además los gajes del star system a lo largo de setenta años.
Veinticinco años los separaban, pero el director Howard Hawks, en el rodaje de Tener y no tener en 1945, unió para siempre a una de las grandes parejas del Hollywood dorado: la formada por la primeriza Lauren Bacall, de diecinueve años y una belleza felina, y el veterano Humphrey Bogart, de cuarenta y cinco.
Juan Luis Álvarez analiza a los dos mitos del celuloide por separado y durante esos trece años que, como pareja sentimental, abarcaron la apoteosis del romanticismo y dos hijos por una parte, y la infidelidad de Bacall con Frank Sinatra o la famosa foto de Bogart mirando los senos a Marilyn Monroe por la otra.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home