La fila de los mancos

El mundo del séptimo arte: noticias, anécdotas, biografías (actores, directores,...),..., y, cómo no, los últimos estrenos cinematográficos.


Google




martes, diciembre 26, 2006

Rocky Balboa, un clásico que sigue haciendo historia

En 1971, Stallone se presentó a la audición de un papel secundario en la primera versión de «El Padrino» que dirigió Coppola. No tuvo suerte y cuando lo rechazaron pensó en escribir guiones. Con esa idea, creó el libro de la película «The Lords of Flatbush» que también le brindó el debut en cine, como actor, con un primer contrato de doscientos dólares. Con lo ganado pudo pagarse la nueva mudanza a Hollywood, donde en apenas tres días terminó escribiendo el famoso guión original de «Rocky». Según cuenta la leyenda, varios estudios de cine le habían ofrecido comprarle aquel guión para rodar la película sin él. Pero Sylvester Stallone nunca aceptó y aunque apenas le quedaban 106 dólares en el banco, siguió insistiendo que sólo iba a filmarla si él era el protagonista. Finalmente lo logró, con otro contrato de 23.000 dólares. Pero la verdadera ganancia llegó después, con los Oscar que ganó «Rocky» como Mejor Película y Mejor Dirección (John Avildsen), además de la nominación para el mismísimo «Sly» Stallone como Mejor Actor y autor del Mejor Guión Original.
Ya había filmado una segunda versión de «Rocky» (1979), para cuando comenzó a imponer otra nueva serie de películas sobre el veterano de guerra Rambo. Imponiendo el cine de superacción que definió una nueva era de Hollywood, Sylvester Stallone nunca consiguió salir del encasillamiento, aunque intentó el cambio con algunas comedias.
Enseguida recuperó la fama cuando también recobró la acción con las películas «Demolition Man» (1993); «El especialista» (1994) y «Juez Dredd» (1995), aumentando también su sueldo a un récord de veinte millones de dólares por filme. Y en diciembre de 2002, Sylvester ya había anunciado oficialmente la preparación de la sexta película de Rocky Balboa, recibiendo un certificado de reconocimiento otorgado por el mismísimo Gobernador Arnold Schwarzenegger, que le premió por rodar la película en Los Ángeles, en una época donde otros cineastas llevan sus producciones a lugares menos costosos.
Mostrando lo que parece ser el gran final para Rocky Balboa, la sexta película lo presenta como un boxeador retirado, viudo y un padre alejado de su hijo Rocky Jr. regentando un restaurante en Filadelfia donde la gente sólo se acerca para escuchar viejas anécdotas de su éxito. La historia toma vida cuando un canal de televisión propone peleas virtuales entre boxeadores de diferentes épocas, planteando que un joven Rocky hubiese podido ganarle al actual campeón Mason «The Line» Dixon (Antonio Tarver).
Rocky Balboa honra como protagonista, guionista y director a Stallone. Él sabe que está dándoles el gusto a muchos admiradores por el regreso. Sabe que otros también lo critican por volver. Pero con 60 años cumplidos, le pone punto final a un clásico que todavía hoy sigue haciendo historia.

1 Comments:

At 1:59 p. m., Blogger Alejandro said...

ya la vi, la primera mitad de la pelicula es muy lenta, pero lo más esperado, la pelea final... estuve a punto de ponerme a aplaudir, la persona que me aocmpañó me miraba como disfrutaba con los golpes y los gritos del publico, la música... genial.
Como película y calidad de diálogo no está para un oscar y siempre ha sido así..., pero cada vez que veo en TV que están transmitiendo rocky, cualquiera sea... me quedoi pegado viendola, con esto stallone dejó a rocky en la cima, como un crack.

Saludos

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home