La fila de los mancos

El mundo del séptimo arte: noticias, anécdotas, biografías (actores, directores,...),..., y, cómo no, los últimos estrenos cinematográficos.


Google




miércoles, julio 29, 2009

Colin, una película de 50 euros de presupuesto

ColinObra de un galés de 30 años, Mark Price, guionista, director y productor de la película (en verdad él es trabajador de una empresa de mensajería), llegará a las salas británicas coincidiendo con Halloween (31 de octubre) y cuenta la historia de un zombi desde una perspectiva diferente a la habitual: la del propio muerto viviente.
El original director ha explicado que el "desorbitado" presupuesto se destinó a "comprar té, café... y palancas".
El actor Alastair Kirton encarna a Colin, un hombre que es mordido por un zombi, muere y resucita convertido en uno de ellos. El rodaje se realizó entre Gales e Inglaterra, y comenzó en agosto de 2005 alargándose su montaje durante dieciocho meses.
Para la grabación se utilizaron tan sólo "dos cámaras domésticas", subraya Price, como muestra de la escasez de medios que tuvieron que sortear para conseguir su objetivo.
Las tareas de edición las llevó a cabo el propio Price en la oficina donde trabaja en Londres con la única ayuda de un ordenador y algunos programas informáticos básicos, como el Adobe Premier 6, una aplicación "muy antigua", en palabras del propio director.
Durante los 97 minutos que dura la cinta, la sangre a borbotones que caracteriza el género corre por la pantalla, con escenas especialmente sangrientas, como una en la que se puede ver cómo se clava una estaca en el ojo de una de las víctimas y que forma parte de los trailers colgados en la web www.nowherefast.tv. Para recrear la sangre se utilizó "colorante alimenticio proporcionado por un amigo mezclado con agua caliente".
Pese alzarse el año pasado con el galardón especial del jurado del Festival de Cine de Revenant (Seattle, Estados Unidos) especializado en películas sobre "zombis"; la búsqueda de una distribuidora, con visita al prestigioso Festival de Cannes incluida, no ha sido nada sencilla. "En Cannes no tenía nada que ponerme, así que pedí prestado a un amigo unos pantalones, pero me iban demasiado grandes y se me caían. Encontré una tienda barata con pajaritas por 10 libras (11,6 euros), pero una camisa blanca eran 35 (40€), así que sólo acudir a una proyección acabó costándome mucho más que mi película".
El largometraje pudo realizarse con tan escaso presupuesto gracias también al uso de las redes sociales Facebook y Myspace, a través de las cuales Price abrió una convocatoria para reclutar secundarios con los que completar su equipo, formado finalmente por cerca de cien personas, aunque la mayoría fueron "amigos y amigos de otros amigos".
La película ha generado críticas positivas entre los amantes del cine de terror y continúa utilizando Internet como eje central para su promoción. "Me gusta que la gente tenga la oportunidad de ver la película, pero no creo que hagamos una fortuna con ella", resalta el creador de este proyecto, quien asegura que se conformaría con ganar lo suficiente para poder rodar la próxima.

1 Comments:

At 10:50 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola: ..... Te saluda Fernanda, estuve visitando tu página.....Esta muy interesante toda la información sobre cine y noticias... me encanta es muy completa. Tengo un directorio y me gustaria añadir tu sitio en el.
Muchos éxitos con tu página..., seguro que ya lo tienes, espero tu respuesta.
Un Saludo.... Fernanda
maferfpor@hotmail.com

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home