La fila de los mancos

El mundo del séptimo arte: noticias, anécdotas, biografías (actores, directores,...),..., y, cómo no, los últimos estrenos cinematográficos.


Google




miércoles, octubre 24, 2007

Supersalidos

El filme es una comedia de jocosidad ilimitada y extrema, por la que una parte del público se reirá hasta las lágrimas, mientras la otra simplemente apreciará su buena factura, y otros, pues bueno, maldita la gracia que le harán estos supersalidos. Pero es innegable que los guionistas han realizado un buen trabajo a la par que casi un monumento a la obsesión fálica ejemplificada en uno de sus protagonistas, Seth, con una de las escenas más hilarantes de la película: aquella en la que habla de su obsesión infantil de dibujar continuamente penes. Interpretado con descaro y naturalidad por Jonah Hill, el personaje goza de una química fantástica al lado del de Evan, puesto en pie por Michael Cera; algo que favorece el trabajo del director escogido, Greg Mottola -director de algunos capítulos de una de las series de Apatow-, que se ha limitado a dar el protagonismo a la historia y sus actores sin alardes, ni exhibiciones. Así, con aliento gamberro y el propósito de decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad de lo que pasa por la cabeza de un adolescente medio se presenta esta cinta explícita desde su título. En ella el huracán hormonal de la edad estalla en los agilísimos diálogos de sus dos protagonistas y de un tercero en discordia, un nerd, un pringao, en potencia. Porque esta película, que divertirá especialmente a la mayor parte del género masculino de la sala y hará sonreír con gesto de constatación a sus féminas, arrasará. Y lo cierto es que tiene más motivos para hacerlo que ejemplos anteriores con los que parece destinada a ser encuadrada, como American Pie o Colega, ¿dónde está mi coche?

Se trata de una noche loca en la que tres amigos intentan conseguir alcohol con un carnet falso para mojar no sólo el gaznate. Una montaña rusa de complicaciones que pierde algo de fuelle a medida que dos locos policías se van haciendo cada vez con más minutos en la pantalla, pero que a la vez se va ganando nuestros corazones cuando descubrimos que bajo tanto disparate se encuentra un pequeño homenaje a la amistad y a ese adiós a una época antes de afrontar altas responsabilidades estudiantiles en la universidad.
Judd Apatow, responsable del fenómeno Virgen a los cuarenta y de series de éxito en EE.UU. como Freaks and Geeks y Undeclared, produce esta cinta que posee el mismo sello de esos proyectos como director. Y es que Apatow hace películas de humor muy norteamericano, de esas que en una frase se puede escuchar la palabra 'joder', cada tres segundos, pero sin perder nunca el norte cómico: sus personajes son tratados con mimo, al igual que cada detalle, que no se deja al azar y se sabe recuperar en el momento justo de forma que toda la historia quede cerrada de manera coherente.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home