La fila de los mancos

El mundo del séptimo arte: noticias, anécdotas, biografías (actores, directores,...),..., y, cómo no, los últimos estrenos cinematográficos.


Google




domingo, febrero 25, 2007

Los grandes ganadores de los Oscar

Hollywood siempre ha manifestado una clara preferencia por las películas dramáticas y por un estilo determinado de actriz. Katherine Hepburn, fue durante años la "musa de la industria" y la Academia la recompensó otorgándole cuatro Oscar.
La actriz sigue siendo la intérprete, tanto masculina como femenina, que más Oscares ha conseguido en la historia: cuatro, en 1932, 1933, 1967 y 1982. Le siguen en este ránking, otros grandes del cine como Walter Brennan, Frederic March, Spencer Tracy y Jack Nicholson con tres estatuillas.
Entre las actrices que ganaron dos Oscar figuran las hermanas Olivia de Havilland y Joan Fontaine, Bette Davis, Louise Rainer, Susan Hayworth, Glenda Jackson, Shelley Winters, Vivien Leigh y Jodie Foster. A ellas se unió en 2005 Hilary Swank, con sus premios de mejor actriz por Boys Don't Cry (1999) y Million Dollar Baby.
Meryl Streep, además de dos premios Oscar -por La Decisión de Sophie (1982) y Kramer contra Kramer (1979)- batió en 2003 la histórica marca de la Hepburn, al acumular la decimotercera candidatura de su carrera, como mejor actriz secundaria por Adaptation. La mítica intérprete consiguió estos honores durante 48 años de carrera y a Streep sólo le llevó 24.
Entre los actores con dos estatuillas figuran Gary Cooper, Marlon Brandon, Jack Lemon y Peter Ustinov.
Los actores más jóvenes que alcanzaron un Oscar fueron Shirley Temple, en 1935 a los seis años de edad; Jackie Cooper, en 1930, a los nueve años, Tatun O'Neil, en 1973, con diez años, y Ana Paquin, en 1994 con 11 años.
La película que más Oscares recibió fue Ben-Hur, de William Wyler, galardonada con 11 en 1959, marca que igualó Titanic, de James Cameron, en 1994, que también emuló el récord de 14 candidaturas que tenía desde 1950 Eva al Desnudo, de Joseph Leo Mankiewicz.
La primera película que obtuvo los premios principales fue Sucedió una Noche, que en 1934 recibió el Oscar al mejor filme, al mejor actor -Clark Gable-, a la mejor actriz -Claudette Colbert- y al mejor director, Frank Capra. Sin embargo, fue Ben-Hur quien durante años mantuvo el récord de estatuillas conseguidas, once sobre doce candidaturas. No fue hasta 1997 cuando otro filme consiguió igualar el récord, "Titanic", once estatuillas con catorce candidaturas recibidas.
Hace dos años, en el 2004, El Señor de los Anillos: el Regreso del Rey, se sumó a este selecto grupo, aunque su gran merito consistió en que se hizo con todos los galardones por los que competía. Este filme es de los pocos grandes ganadores que se apartan de la que parece ser rígida norma de la Academia para conseguir los Oscar: la combinación entre el drama y el amor.
En el campo de la dirección reina el maestro John Ford, galardonado en cuatro ocasiones (1935, 1941, 1950 y 1952). El gran William Wyler ostenta un curioso récord: es el director que a más intérpretes hizo ganar el Oscar: 14, desde Walter Brennan en Rivales (1936), a Barbra Streisand, en Funny Girl (1968). Curiosamente, el récord negativo en los Oscar lo tiene un grande de Hollywood, Steven Spielberg, quien en 1985 acumuló 11 candidaturas con su película El Color Púrpura y no consiguió ningún premio. La película de Spielberg comparte este dudoso honor con Paso Decisivo (1977), de Herbert Ross, que tampoco ganó en ninguna de sus 11 opciones. Spielberg se resarció con La Lista de Schindler, con 7 estatuillas: a la mejor película, director, guión adaptado, dirección artística, partitura original, fotografía y montaje. Aunque ninguno de ellos puede igualar a Walt Disney, que reunió 32 estatuillas entre cortos, documentales y premios honoríficos. También tiene el récord de Oscar consecutivos, con ocho entre 1932 y 1939 en la categoría de cortometrajes. Le sigue a distancia el director artístico Cedric Gibbons, que ganó 11 Oscares, aunque el que fuera esposo de la actriz mexicana Dolores del Río, pasó a la historia como autor del dibujo de un hombre desnudo con una espada entre las manos y erguido sobre un rollo de película; es decir, el Oscar.
Para muchos protagonistas de la industria del cine, el solo hecho de ser candidato a un Oscar es ya todo un premio, pero hay mitos vivientes como Martin Scorsese que aún están esperando que llegue su año.
Aunque en la edición del pasado año mereció el honor de ser nominado volvió a quedarse sin estatuilla pese a ser el claro favorito por "Gangs of New York", Clint Eastwood, le arrebató el galardón, sorprendiendo a todo el mundo, con "Million Dollar Baby". A este paso puede pasarle como a Alfred Hitchcock, quien no consiguió premio tras ser candidato en cinco ocasiones con los filmes: Rebeca (1940), Náufragos (1944), Recuerda (1945), La Ventana Indiscreta (1954) y Psicosis (1960).
Stanley Kubrick y Sydney Lumet, tampoco han ganado nunca una estatuilla por sus películas. Ambos suman en su carrera cuatro nominaciones aunque finalmente se quedaron sin el premio por estos trabajos.
Otro gran cineasta, el italiano Federico Fellini, ostenta un récord negativo, aunque como guionista, ya que aspiró ocho veces al Oscar en ese apartado y no lo ganó nunca, con historias como Roma Ciudad Abierta o La Dolce Vita; con algunas de ellas también optó como mejor director, aunque con igual resultado.
Para reparar este tipo de injusticias, durante los últimos años es habitual que la Academia premie con un Oscar de honor a grandes figuras que no tuvieron la suerte de aglutinar los votos de los académicos de Hollywood y que, más de uno, habla como de "consolación". Lumet lo recogió en 2005, y este año le toca el turno a Robert Altman, director de cintas como M.A.S.H., Nashville, The Player, Short Cuts y Gosford Park, y a quien la Academia reconoce por "una carrera que ha reinventado continuamente el arte cinematográfico y que ha inspirado a otros realizadores y a la audiencia por igual". Altman se convierte así en el último receptor de este premio de honor que no es anual y que a lo largo de su historia ha sido otorgado a otros talentos del cine como Greta Garbo, Gene Kelly, Peter O'Toole o Blake Edwards. También Fellini acabó recibiendo un Oscar honorífico en 1992.
El caso de Paul Newman es significativo. Recibió el Oscar en 1987, a sus 62 años, por su trabajo en la película de Scorsese El Color del Dinero. Curiosamente, el reconocimiento le llegó un año después de haber recibido un Oscar honorífico por toda su carrera, por lo que, en un acto de coherencia, Newman no acudió a recogerlo. En cualquier caso, la lista de actores de relevancia que ni siquiera han sido candidatos al Oscar es larga, y entre ellos figuran: Josehp Cotten, Peter Cushing, Glenn Ford, Rita Hayworth, Raúl Julia, Christopher Lee, Jerry Lewis, Peter Lorre, Fred MacMurray, Vera Miles, Marilyn Monroe, Kim Novak, Marueen O'Hara, Vincent Price, Edward G. Robinson, Robert Taylor o Eli Wallach.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home