La fila de los mancos

El mundo del séptimo arte: noticias, anécdotas, biografías (actores, directores,...),..., y, cómo no, los últimos estrenos cinematográficos.


Google




lunes, noviembre 06, 2006

“La madre preferida de Hollywood”, cumple sesenta años

Sally Field es la madre más codiciada de Hollywood desde hace décadas. En Forrest Gump estuvo a cargo del peculiar héroe encarnado por Tom Hanks y en Flores de acero, Julia Roberts interpretó a su hija, que estaba a punto de morir enferma de cáncer. En Ojo por Ojo, la película de John Schlesinger, se puso en la piel de una madre que sembraba la venganza por la muerte de su hija. Sin embargo, la actriz de la sonrisa maternal y combativa cumple hoy lunes sus primeros sesenta años de vida. Y continuará haciéndole la vida más fácil a los cientos de hijos que sembró en Hollywood durante todos estos años de trayectoria en la pantalla grande. Mientras tanto, le seguirá los pasos a Calixta Flockhart, quien encarna a su hija en la ficción, en la serie de televisión Brother & Cister. De hecho, su rol de madre resulta tan creíble que por aquella maníaca depresiva –llamada Maggie Wyczenski– a la que dio vida en la serie Emergency Room, ganó hace cinco años un premio Emmy. Y hace quince años ocupó los titulares de los principales diarios con el drama No sin mi hija, en el que interpretó a la estadounidense Betty Mahmoody, que fue llevada a Teherán por su marido iraní y allí obligada a usar el velo y prácticamente ser encerrada.
Pero no sólo como madre las cosas le han ido de maravilla a Field: un sinfín de distinciones le valieron por papeles como el protagónico de Norma Rae, en 1979, en la que Field interpretó a una obrera textil que se supera a sí misma y organiza a sus compañeras de trabajo contra los patrones. Por este papel ganó un Oscar y la Palma de Oro en Cannes. El segundo Oscar le llegó en 1984 por En un lugar del corazón, una historia de los tiempos de la Gran Depresión en la que dio vida a una joven viuda en su lucha por sobrevivir en una pequeña explotación algodonera en Texas. “Ustedes me quieren, realmente me quieren”, le dijo sonriente al público durante la entrega del premio. Field era hija de la actriz Maggie Mahoney, quien actuó durante toda la década de los cuarenta en películas de serie B, por lo que conocía la actuación desde la cuna. Como adolescente le ganó a un centenar de chicas en un concurso para el protagónico de la serie Gidget. Poco después personificó a la hermana Bertrille en la exitosa La novicia voladora, durante más de cuatro años. A principios de los setenta fue una de las estrellas norteamericanas más queridas, cuando de repente puso fin a su carrera: se divorció, se mudó con sus dos pequeños hijos –de Hollywood a Nueva York– y comenzó un curso de tres años en el prestigioso Actors Studio. “Me hice adulta y no quería ceder ante aquellos que me querían ver siempre tierna”, explicaría más tarde.
Su primer gran éxito en Hollywood lo logró en 1977 con Buró Reynolds, su pareja durante años, con la comedia Dos pícaros con suerte. La película fue un éxito de taquilla, al igual que su secuela. Demostró nuevamente su lado cómico en Soapdish, junto a Kevin Kline; con Robin Williams en Mrs. Doubtfire y en 2003 junto a Reese Witherspoon en Una rubia muy legal 2.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home